Colegio de Abogados de Oviedo: Financiación de litigios

Dentro de la actividad formativa del Consejo General de la Abogacía Española y enmarcada en las denominadas “Jornadas itinerantes” que se organizan en colaboración con los Colegios de Abogados, el día 29 de noviembre el Colegio de Abogados de Oviedo acogió la Jornada “Financiación de litigios: oportunidades y consecuencias”.

Nuestro socio director Ángel Guirao tuvo el honor de participar en la misma como ponente, y durante la conferencia se abordó, entre otros asuntos, la posibilidad de acometer una tarea de autorregulación de la industria al estilo de Inglaterra y Gales, que ya en el año 2011 constituyó una “Asociación de Financiadores de Litigios”, la cual contiene a su vez un Código de Conducta de obligada adhesión para los fondos de litigación.

ICA Oviedo: Fondos de Litigación

España todavía no cuenta una regulación específica para este nuevo fenómeno de la financiación de litigios, pero desde Lawers creemos que muchas de las cuestiones deontológicas que se plantean a menudo cuando se hace referencia a dicha figura deben abordarse a la luz del actual Código Deontológico de la Abogacía, y que dada la enorme variedad de modalidades que puede adoptar una transacción de este tipo, deberán ser los jueces los que determinen caso por caso la viabilidad de los acuerdos de financiación.

De hecho, cuando los jueces españolas se han tenido que enfrentar a la presencia de un acuerdo de financiación se han mostrado proclives a su aceptación. Así, en varias sentencias de las Salas de lo Penal de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo durante los años 2015, 2016 y 201797, se señala que, en relación con el crédito indemnizatorio reclamado ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) por parte de las sociedades Teinver SA., Transportes de Mercancías SA. y Autobuses Urbanos del Sur SA. frente al Estado de Argentina por la expropiación de Aerolíneas Argentinas, “los saldos recuperados en caso de dictarse un laudo favorable, deberán reintegrarse en la masa de los concursos de las compañías y personas afectadas, una vez deducidas las cantidades que Burford Capital tiene reconocidas contractualmente”. Los tribunales añaden además que “este crédito indemnizatorio fue pignorado en favor de la sociedad BURFORD CAPITAL LIMITED, a cambio de que por parte de dicha sociedad se financiaran los gastos legales del citado arbitraje, teniendo derecha sociedad derecho a obtener un porcentaje del resultado económico de dicho pleito”

Por otra parte, también en relación a otro concurso de acreedores -esta vez del grupo Petersen- y a otra reclamación contra Argentina -esta vez por la expropiación de YPF-, los tribunales españoles aprobaron el acuerdo de financiación que se celebró entre Burford y Petersen Energía S.A.U y Petersen Energía Inversora S.A.U. y que formaba parte del plan de liquidación de ambas sociedades.

Por último, más recientemente, un juzgado de lo mercantil de Barcelona autorizó a la administración concursal de Unipost para contratar los servicios del fondo de litigación escocés Ramco, quien financiará los costes de una reclamación de 170 millones de euros a Correos por abuso de competencia. La autorización está condicionada a “que no se genere coste alguno para Unipost en caso de fracaso de la acción judicial y a que el citado fondo perciba un máximo del 30% del resultado obtenido en caso de éxito de la reclamación judicial”. Si Unipost gana la demanda, el pago a Ramco por sus servicios se considerará como gasto imprescindible para concluir la liquidación.

IV Congreso de la Abogacía Aragonesa: Fondos de Litigación

Nuestro socio director Ángel Guirao tuvo de nuevo el placer de participar como ponente en otra jornada sobre fondos de litigación en el marco del IV Congreso de la Abogacía Aragonesa, organizado por el Consejo de Colegios de Abogados de Aragón y que se celebró los pasados días 21 y 22 de junio en la sede del Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza.

Durante la jornada se abordaron los orígenes de este sistema alternativo de resolución de conflictos conocido como “financiación de litigios”, el cual está cogiendo fuerza en España durante los últimos años, pero que nace en Australia en el contexto de las quiebras hace aproximadamente dos décadas y que desde allí se extiende a jurisdicciones anglosajonas como la americana o la inglesa.

Se cuestionó asimismo la naturaleza jurídica de estos contratos sometidos habitualmente a derecho anglosajón, coincidiendo la mayor parte de expertos en la materia en que la figura más afín a los LFA (Litigation Funding Agreements) en derecho español es la de los Contratos en Cuentas de Participación regulados en los artículos 239 a 243 del Código de Comercio, dada la naturaleza contingente de la operación y la incertidumbre que existe tanto respecto a la cuantía a percibir por el inversor como el plazo de cobro de la misma -si ésta llega a producirse-.

IV Congreso de la Abogacía Aragonesa: Fondos de Litigación

También se abordaron aquellos casos que resultan más propicios a la hora de acudir a un fondo de litigación, incidiéndose en que no solo se utiliza para PYMES en situación de precariedad económica, sino que también grandes empresas solventes acuden a la financiación de litigios para transferir el coste y el riesgo del procedimiento a un tercero, mejorando de esta manera sus balances y cuentas de resultados.

Por último, se mencionaron las soluciones que se han adoptado a nivel internacional tanto desde el punto de vista regulatorio como desde el punto de vista contractual para minimizar los riesgos deontológicos relativos a los conflictos de intereses, a la confidencialidad y a la independencia. Entre dichas medidas podemos mencionar la suscripción de acuerdos de confidencialidad previo a todo intercambio de información; el deber de revelación tanto al órgano jurisdiccional o arbitral -según el procedimiento- como a la otra parte, la existencia del acuerdo de financiación y la identidad y dirección del tercero proveedor de fondos; y la introducción de cláusulas contractuales que prohíban expresamente al tercero financiador decidir sobre las decisiones procesales del procedimiento, incluidas las transacciones.

Informe ICCA-QMUL

El pasado 17 de abril de 2018 el grupo de trabajo ICCA-QMUL (International Council for Commercial Arbitration – Queen Mary University of London) publicó finalmente el esperado informe dedicado a la financiación por parte de terceros en el ámbito del arbitraje internacional.

Jornada CGAE: “Financiación de litigios: oportunidades y consecuencias”

Nuestro socio director Ángel Guirao tuvo el placer de participar como ponente en la jornada Financiación de litigios: oportunidades y consecuencias”que se celebró el jueves 8 de marzo en la sede del Consejo General de la Abogacía Española en Madrid.

Durante la jornada se abordó la situación legal de los fondos de litigación en España y en Europa, así como las oportunidades que ofrece la figura de la financiación de litigios tanto para empresas y particulares que no pueden afrontar los costes de un proceso contencioso, como para despachos que tienen dificultades para diferenciarse en un mercado jurídico sobresaturado de oferta y que sufre de una fuerte presión a la baja en los honorarios por parte de clientes.

Por último, se profundizaron en las cautelas que deben tomar tanto clientes como abogados a la hora de compartir información con los inversores para no incurrir en vulneraciones del secreto profesional, así como las fórmulas contractuales más idóneas para preservar la independencia y el control del procedimiento frente al inversor.